Hacer ejercicio con Diabetes

La actividad física es vital para las personas con Diabetes, ya que, además de todos los beneficios que aportan a cualquier otra persona, ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. Esto se debe a que al hacer ejercicio aumenta el efecto de la insulina, y por tanto disminuye su requerimiento; y además, el cuerpo consume más glucosa, de modo que se produce una disminución de azúcar en el organismo.

Sin embargo, para las personas con Diabetes, la actividad física no solo consiste en ponerse las zapatillas y comenzar a ejercitarse. Por ello, vamos a daros unos tips básicos para hacerlo lo mejor posible. ¡Allá vamos!

En primer lugar, es importante tener en cuenta que habrá que medirse la glucemia de manera frecuente. De este modo, esto es lo que tendremos que hacer en función de los miligramos de glucosa por decilitro de sangre:

  • Si los niveles son inferiores a 70 mg/dl, no hagas ejercicio.
  • Con unos niveles de 70 a 99 mg/dl, puedes ejercitarte pero comiendo antes.
  • De 100 a 250 mg/dl, puedes hacer ejercicio sin ningún problema.
  • Y si los niveles superan los 250 mg/dl, no hagas ejercicio y mide tus cetónicos.

Como hemos mencionado, con unos niveles de glucosa inferiores a 100 mg/dl, se debería realizar una toma extra de hidratos de carbono, zumo, fruta, bebidas isotónicas o barritas energéticas, para conseguir elevar estos niveles en la medida necesaria hasta que sean adecuados.

Por otro lado, al ejercitarse habrá que tener cuidado con las hipoglucemias. Por ello, en caso de tomar insulina habrá que disminuir su dosis o aumentar la ingesta de hidratos de carbono.

Y finalmente, no hay que olvidarse de mantenerse correctamente hidratado en todo momento.

¿Se os ocurre algún otro consejo para hacer ejercicio con Diabetes? ¡Dejádnoslos en comentarios!

Deja un comentario

diez − tres =

Asociación Diabetes Zaragoza